Housing Topography

Diseño de Arqueha, 2022

El dormitorio es una estancia que no siempre ha existido, sobre todo en las viviendas más humildes, donde toda la vida se hacía en una habitación. Los lechos estaban ahí o bien aparecían por la noche y desaparecían por la mañana, generando un dormitorio comunal en el espacio colectivo, que se despejaba para otras funciones durante el día. Contar con una habitación como espacio personal y de descanso es una comodidad relativamente contemporánea, que sigue teniendo un carácter pop-up en determinadas culturas o contextos específicos. Más allá de su función para dormir, algunas personas lo consideran también su espacio privado, íntimo y de recogimiento, tanto si tienen familia como si viven solos. Sin embargo, incluso allí donde su existencia es la norma (literalmente, por normativa), otras personas consideran que resta metros que podrían aprovecharse para otra cosa y preferirían que ocupara lo mínimo, como defendía Sáenz de Oiza. Incluso que no existiera y tuviera un carácter emergente, de un modo más evolucionado a la típica cama abatible.

Topografía de la Vivienda es una invitación a reflexionar y proponer nuevas fórmulas de distribución y equipamiento que sean capaces de superar los formatos y estructuras convencionales, proporcionando una mayor flexibilidad y funcionalidad al espacio doméstico. Si bien el punto de partida del estudio de arquitectura Arqueha fue explorar cómo prescindir o replantear la habitación del dormitorio, el desenlace de su proceso de investigación les condujo, paradójicamente, a proponer cómo poder contar con un dormitorio en cualquier parte. Entre medias, una revisión de las alturas estándar del mobiliario y el equipamiento de la vivienda, orientado a expandir sus funciones predeterminadas.

Las alturas estándar más comunes del mobiliario y el equipamiento de una vivienda son las siguientes: los módulos bajos de la cocina, para poder trabajar con comodidad, han de estar a 90 cm, mientras que, si tiene una barra, ésta debería situarse a 110 cm; La altura de una mesa de comedor y sus sillas ha de estar entre 70-75 y 40-45 cm respectivamente; Por su parte, una mesa de centro y una cama suelen rondar entre 40 y 50 cm. Tomando como medias 100, 70 y 40 cm, Arqueha propone reflexionar sobre la topografía que estas alturas generan en la vivienda, ideando nuevos formatos de equipamiento multifuncionales.

Como representación de su invitación a reflexionar sobre esta cuestión, Arqueha ha creado para Escenarios de un Futuro Cercano un set de plataformas con diferentes formatos y alturas, que se interrelacionan entre sí, proporcionando estas multifuncionalidades. Sus superficies textiles, ligeramente acolchadas, pueden usarse como camas, asientos o mesas indistintamente. El resultado es una visión de la vivienda como un paisaje en el que pueden ocurrir muchas cosas, donde las plataformas adquieren distintos usos en función de las necesidades de cada momento. Divisiones flexibles, suaves y removibles contribuyen puntualmente a crear esa intimidad que singulariza la experiencia del dormitorio, ayudada por una iluminación biodinámica que, mediante una gestión domótica, aporta los cambios de tonalidades e intensidad de luz apropiados a cada momento.

Firmas colaboradoras:

  • Constructor: AT4 
  • Madera: Finsa
  • Carpintería: Emedec 
  • Cortinas: Kriskadecor 
  • Iluminación y domótica: Simon 
  • Textil: Bitex 
  • Suelo de linóleo: Tarkett